ALTA-UACh desarrollando tus altas capacidadesEl desarrollo de las artes es importante para tus talentosTecnología y creatividadConocimiento y NaturalezaLa musica y el arteDiseño e ImaginaciónEl modelo ALTA-UACh

Por tercer año consecutivo el pasado 05 de enero 60 entusiastas niños emprendieron viaje hacia Valdivia con una única meta compartir y aprender con sus pares de la Escuela de Talentos de Valdivia.

En un viaje que duro cerca de 8 horas, un selecto grupo de estudiantes de los colegios más representativos de la sureña ciudad de Castro arribaron al hogar universitario de la UACh,Elena y David para establecerse por una intensa y entretenida semana.

Los escolares, en su mayoría provenientes de los establecimientos municipales como el Liceo Politécnico de Castro y el Liceo Galvarino Riveros Cárdenas se sumaron a los cursos y talleres preparados por ALTA-UACh para el semestre verano 2014.

Los estudiantes formaron parte de los cursos y talleres en todos los niveles y fueron entusiastas participantes en cursos como: El mar, una caja de sorpresas, Cuídate, cuídame, cuidémonos…, ¿Cómo funciona el mundo natural?, Animé Studio Pro, Invernaduino y En la escena del crimen: buscando la verdad con ayuda del silencio, música simple expresión y Futbol solo para campeones  entre otros.

 

Cristóbal González es estudiante de 2° medio del Liceo Galvarino Rivera de Castro y Rodrigo Beiza alumno del Liceo Politécnico de Castro, son parte del grupo pionero en este intercambio entre la Ciudad de Castro y ALTA-UACh. Los jóvenes viajan por tercer año consecutivo a ser parte de las actividades de la escuela y destacan la gran oferta de cursos y talleres a la cual pueden optar además de recalcar que su viaje es un premio al esfuerzo y una oportunidad para desarrollar sus talentos.

 

Tanto para Cristóbal como para Rodrigo el hecho de ser los “mayores” es significativo pues esto les permite sociabilizar más con sus compañeros menores de la Isla y cumplir un rol de guía en medio del campus, lo que le agrega un plus a su experiencia de vida.

 

Entre los más nuevos del sureño grupo encontramos a Macarena Andrade estudiante la escuela Luis Uribe Díaz y Nataly Aros de la escuela Inés Muñoz de García, ambas de 7° años y para quienes este fue su primer viaje a la escuela de verano ALTA-UACh. Además ha significado un aprendizaje tanto en lo intelectual como en lo personal por lo que implica estar lejos de la familia a tan corta edad.

 

Para los estudiantes la escuela de verano es una opción de ampliar el periodo regular que se desarrolla en la sureña ciudad y aun cuando posee el mismo nivel académico que los cursos dictados en Valdivia la oferta de cursos no es tan variada debido a lo pionero de la experiencia sumado al hecho que hay solo dos niveles a diferencia de Valdivia que posee cuatro.

 

 

FacebookTwitterTechnoratiRSS Feed