ALTA-UACh desarrollando tus altas capacidadesEl desarrollo de las artes es importante para tus talentosTecnología y creatividadConocimiento y NaturalezaLa musica y el arteDiseño e ImaginaciónEl modelo ALTA-UACh

Por cuarto año consecutivo los estudiantes del programa de talentos academicos ALTA-UACh Castro se integran al semestre verano aportando carisma, compañerismo y alegria.

La delegación compuesta por  30 hombres y 25 mujeres todos estudiantes entre 7° básico y 3° medio más el apoyo de cinco coordinadores estudiantiles (estudiantes universitarios) y dos profesores de apoyo son parte del equipo que en muchos casos disfrutan de su segunda experiencia en Valdivia.

Para Juan Manuel Sánchez coordinador general de ALTA-UACh Castro, el desarrollo de la escuela de talentos en la sureña ciudad “se ha realizado con completo éxito por cuatro años, primeramente como plan piloto y ahora como escuela satélite que es el reflejo de la escuela de Valdivia en Castro” y que en esta visita incluye a dos generaciones de estudiantes de ambos ciclos.

Desde el comienzo de la experiencia a la fecha han participado alrededor de 75 estudiantes que han sido identificados como estudiantes con talento académico, pero han sido nominado más de 400 estudiantes durante estos cuatro años. Los estudiantes nominados son principalmente de los establecimientos municipales de la comuna de Castro y en algunos casos del radio rural, siendo alrededor de siete los colegios que tiene una relación permanente con ALTA-UACh.

En lo familiar ALTA-UACh a significado una experiencia muy innovadora que les ha ampliado los espacios de aprendizaje por todo lo que significa salir de casa, estar lejos de los padres  y vivir una experiencia universitaria es para estos pequeños universitarios algo impresionante. Sánchez señala que en estos momentos muchos de ellos ya están en una etapa de mayor consolidación, pues conocen la universidad, saben dónde quedan los distintos pabellones y están familiarizados con el campus de la isla teja y añade que en cuanto a la familia es “impresionante el apoyo de las familias, es una característica transversal a todos estos ellos el hecho que las familias están muy presentes, por lo tanto a la alegría inicial y natural de los padres se ha pasado a una nueva etapa de expectativas que se les abre a muchos de seguir una carrera universitaria o de especialización al salir de cuarto medio”.Una prueba del constante apoyo  familiar se vio reflejado en una situación puntual que vivió la escuela ALTA-UACh de Castro pues el pasado semestre tuvo problemas de financiamiento para realizar las clases del periodo primavera en Castro. Al respecto el coordinador general señala “tuvimos  muchas preguntas y consultas de parte de los padres de cuando comenzaba el periodo de clases, lo que refleja la preocupación y cariño que se tiene por la escuela pues se sienten parte de ALTA-UACh”.

 

 

 

 

 

El gusto de aprender

El corazón de todo proyecto educativo son sus estudiantes y para una escuela de talentos la situación no es diferente, son los pequeños talentos y la posibilidad de proporcionar un espacio para el desarrollo de los mismos el objetivo de ALTA-UACh. A los 55 estudiantes se suman 5 coordinadores estudiantiles, todos ellos universitarios de distintas carreras y que cursan al menos su tercer año de carrera, uno de ellos es Gonzalo Acevedo Cárcamo, estudiante de medicina de 23 años, que se desempeña como coordinador estudiantil. Para Gonzalo esta es su segunda experiencia como coordinador en Valdivia y destaca la buena organización de las actividades y el hecho de cumplir con cada uno de los objetivos programados, además añade que esta oportunidad no tan solo les permite a los estudiantes conocer una hermosa universidad con amplios espacios verdes y una gran infraestructura, además es muy motivante para los más pequeños conocer a tan temprana edad una universidad como la UACh.

Como coordinador estudiantil  una de las tareas que les corresponde realizar es la de velar por el cuidado de los niños pero también la de hacer un seguimiento de la evolución de los estudiantes lo que a juicio de Gonzalo se ve reflejado la participación de los estudiantes durante la semana, el alto nivel de aprendizaje que desarrollan y el hecho de que la universidad se vuelve algo normal en sus vida, pues a tan corta edad ellos pueden asimilar que la universidad es un buen camino.

 

Nataly Aros tiene 13 años y estudia en la escuela Inés Muñoz de García y esta es su segunda vez en el semestre de verano de ALTA, para ella participar durante esta semana es una experiencia muy linda y entretenida y que cuenta con el apoyo de su familia pues ellos ven en este proyecto  una ayuda para desarrollar sus talentos y personalidad. Este semestre ella opto por tomar el curso Cuidate, Cuidame, Cuidemonos  del área de la ciencia y que busca enseñar principios básicos de cuidado y autocuidado y además del taller jugemos con color  que busca potenciar en los niños el desarrollo artistico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gabriela Borquez tiene 16 años y estudia en Liceo Galvarino Riveros de Castro 3º medio, es alumna de ALTA-UACh desde hace tres años y esta es la segunda ocasión en la que participa del semestre verano, para ella es “super importante pertenecer a ALTA-AUCh, porque aprende de una forma entretenida” y es tambien un tiempo de relajo y de hacer muchas amistades. El hecho de pertenecer a esta escuela en palabras de Gabriela los hace sentir importantes pues se sienten estudiantes telentosos. Cursos como el “El misterio de persivir y la Magia de sentir” y el taller de “Kayak” permiten a Grabriela desarrollar todo su potencial, cabe mencionar que ella es una destacada basquebolista de su liceo y se encuentra preselecionada para el equipo nacional de su categoria. 

 

 

Jaime Subiabre y Javier Barría son estudiantes de octavo años de la escuela Luis Uribe Diaz y son quizas de los mas pequeños de esta delagación, para ellos ser parte de ALTA-UACh es una buena experiencia pues siempre se puede estudiar un poco más de aquello que les interesa, los profesores dan espacio para expresarse libremente comenta  Jaime, mientras que para Javier es la oportunidad de aprender cosas nuevas cada día. Además señalan que viajar a Valdivia es una muy buena oportunidad pues les permite conocer gente y compañeros de otras escuelas, además de ver como se trabaja en la Universidad Austral.

 

 

 

La proyección de ALTA-UACh en Castro son altas pues tras cuatro años se ha logrado un grado de pertenecía entre la comunidad educativa, pero sobre todo con los padres, quienes se dan cuenta de la gran oportunidad que es ALTA-UACh para los niños por lo que debería seguir. Sin ir más lejos el año pasado hubo un nuevo proceso de identificación y selección por lo que se espera que esos alumnos se sumen al grupo existente y se sigan realizando procesos de identificación en los colegios, “este es un proyecto que solo suma a las familias, esta es una tremenda oportunidad para los estudiantes de poder aprender de otra manera, no compitiendo con la escuela sino aportando con la mirada ALTA-UACh a los alumnos con altas capacidades académicas en función de su  desarrollo personal” señaló Sanchez.

FacebookTwitterTechnoratiRSS Feed