Declaración Pública

A NUESTRA COMUNIDAD EDUCATIVA

El 21 de marzo de 2020 comienza el año académico en nuestra Escuela de Talentos Académicos ALTA-UACh. Como siempre, este inicio está marcado por la alegría de reencontrarnos con nuestros estudiantes “antiguos”, y la emoción y regocijo por recibir a más de un centenar de alumno(a)s  nuevo(a)s, de Sexto Año Básico, que, a los 12 años de edad, ingresan a nuestra Universidad.

El sello de ALTA está constituido por los valores de la Libertad, Respeto, Tolerancia, Responsabilidad, Integridad y Excelencia, los que deben verse reflejados tanto en términos de desempeño académico estudiantil, como en las acciones personales y las relaciones con los demás. Junto a ello, una actitud positiva, optimista y honesta para enfrentar los desafíos que día a día nos plantea la convivencia social, la sostenibilidad del entorno natural y la adaptabilidad a los cambios que la sociedad privilegia en distintos contextos humanos.

Nuestro contexto universitario, local y nacional, enfrentará este año situaciones difíciles, derivadas de la contingencia social y del desafío de generar una nueva Constitución, más justa, equitativa y acorde con los logros obtenidos a través de la educación, la ciencia, la tecnología y la cultura, que han logrado configurar un nuevo país. Durante el desarrollo de estos trascendentales procesos, nuestra Escuela mantendrá en forma permanente el empeño por transmitir a sus estudiantes la capacidad de diálogo, comprensión y pensamiento crítico, que les permita enfrentar con altura de miras y comportamientos talentosos, las diferentes situaciones que seguramente nos tocará vivir. Asimismo, el Equipo de Gestión, compromete todos los esfuerzos posibles y necesarios para mantener sus actividades, y para promover diálogos constructivos, racionales y positivos que eviten enfrentamientos o actos de violencia que puedan atentar contra la convivencia social y democrática de nuestro país. En este sentido, nos hacemos eco de la frase de uno de los hombres más significativos en la lucha por erradicar las desigualdades sociales y defender el respeto por la dignidad humana: “La no violencia no es pasividad estéril, sino una poderosa fuerza moral para las trasformaciones sociales” (Martin Luther King).